Archivo del sitio

Milli Vanilli >> biografía

milli_vanilliLa sola mención del nombre de este dúo del pop todavía provoca reacciones fuertes entre quienes creyeron que lo que oían y veían era exactamente lo mismo. A pesar del tiempo transcurrido desde su desaparición, Milli Vanilli sigue siendo sinónimo de farza, fraude y estafa.

Rob Pilatus y Fabrice Morvan, las caras del dúo, resultaron ser modelos que se limitaban a mover los labios mientras sonaba una pista interpretada por cantantes profesionales de estudio. Fue por eso que se convirtieron en los primeros artistas en ser despojados de un Grammy y se llevaron consigo a muchos otros artistas del dance/pop que, involuntariamente, quedaron bajo la sombra de la duda.

El dance/pop quedó revelado como un género superficial, mecánico y artificial que se construía para satisfacer necesidades de mercado basadas estrictamente en la apariencia. En realidad, esta percepción no está muy lejos de la realidad en tanto que muchos artistas reducen su talento a una cara bonita.

Sin embargo, Milli Vanilli no fue el único grupo que usó esa técnica de mercado propia de finales de los ochenta, mucho menos el único grupo europeo que lo hacía, pero sí fue el que se convirtió en el más importante y notorio de todos los que salieron y quizás los que mejor hicieron el truco.

El tema de doblar la voz nunca fue extraño a la música pop. De hecho hay antecedentes que datan de la época de la música chicle de los años 60’s y los combos de los 50’s. Lo que pasó es que Milli Vanilli se ganó un nombre, se creó una fama, se convirtió en un fenómeno y no hubo un solo medio de comunicación que tolerara aceptar que lo habían engañado tan inteligentemente como lo hicieron Rob y Fabrice junto a sus productores.

La historia terminó mal en todo sentido. Luego de la desaparición de la banda, Rob Pilatus entró en una profunda depresión que terminó con su muerte por sobredosis en 1998, diez años después del debut del dúo.

A pesar de todo lo anterior, el dúo vendió más de 30 millones de sencillos, 14 millones de álbumes y fue uno de los espectáculos más importantes de finales de los 80’s e inicios de los 90’s.

Milli Vanilli fue el producto de una idea del productor alemán Frank Farian, quien antes produjo al grupo de disco europeo Boney M. La idea de Farian era unir elementos del dance/pop europeo con otros del rap norteamericano. Para ello armó un grupo de músicos de estudio y cantantes que incluyó al rapero Charles Shaw y a dos jóvenes cantantes norteamericanos que radicaban en Alemania, Johnny Davis y Brad Howell; junto a ellos estaban las mellizas Jodie y Linda Rocco. Lo que le hacía falta era imagen, de manera que la gente se enamorara del proyecto. Fue entonces cuando decidió contratar a dos antiguos bailarines de Breakdance: Rob Pilatus y Fabrice Morvan, que harían de “grupo” en los videos, conciertos, entrevistas y demás presentaciones públicas.

Pilatus nació en Nueva York en 1965 pero creció en un orfanato de Munich luego de que sus padres (un soldado norteamericano y una nudista alemana) lo dieran en adopción. Por su parte, Morvan nació en 1966 en la isla de Guadalupe, vivió un tiempo en Miami y luego se mudó con su madre a París. Ambos eran grandes bailarines y su apariencia exótica con largas extensiones era exactamente lo que Farian estaba buscando para su proyecto.

El álbum debut de Milli Vanilli fue “All Or Nothing” y se puso a la venta a mediados de 1988, con Rob y Fabrice al frente y sin una sola mención de quienes eran los cantantes. El disco tuvo un éxito inmediato y llamó la atención de Arista Records que firmó al grupo, remezcló algunas de las pistas, agregó otras, rebautizó al LP como “Girl You Know It’s True” y lo puso a la venta en Estados Unidos a inicios de 1989.

La canción que le daba el nombre al álbum llegó a ser número 2 dentro de las 100 mejores y fue certificada como platino. Pero mayor fue el éxito de los tres sencillos que le siguieron: “Baby Don’t Forget My Number”, “I’m Gonna Miss You” y “Blame It On The Rain”. Todos fueron número 1. Después vino “All or Nothing” que estuvo entre las cinco primeras a inicios de 1990.

El pico de popularidad de Milli Vanilli terminó con el premio Grammy al mejor artista en febrero de 1990.

El éxito y la fama se le empezó a subir a la cabeza al dúo, particularmente a Pilatus, quien empezó a tener fuertes cambios de carácter y un comportamiento errático, además de volverse adicto a la cocaína. En una entrevista con la revista Time comparó a Milli Vanilli y particularmente a él con Bob Dylan, Elvis Presley, Paul McCartney y Mick Jagger, lo que le valió todo tipo de burlas.

Ese mismo año, durante un concierto que fue grabado por MTV, la pista musical de “Girl, You Know It’s True” se trabó y empezó a repetir “Girl, you know it’s…” una y otra vez. En realidad a la gente que estaba ahí ni le importó, pero la gente de la prensa empezó a cuestionar a Rob y a Fabrice en las críticas a su presentación.

Para agravar las cosas, el disco lanzado en Estados Unidos sí le daba los créditos de la voz a Morvan y a Pilatus, lo que generaba más presión dentro del grupo, sobre todo por parte de Rob y Fabrice que querían cantar en el próximo disco. Eso le llenó la paciencia a Farian.

La presión interna y externa fue tal que Farian le confesó a la prensa el 12 de noviembre de 1990 que Morvan y Pilatus no eran los cantantes de las canciones que los habían hecho famosos. La prensa reaccionó con una dureza implacable que provocó que el Comité de los Grammys decidiera retirar el premio. El premio que no fue retirado fue el de los “American Music Awards” debido a que los organizadores estimaron que ellos habían ganado por decisión de los consumidores.

De la misma manera, Arista Records canceló el contrato y borró el disco y sus cintas master de su catálogo, además de cancelar cualquier otra publicación del LP.

A raíz del escándalo, en Estados Unidos se presentaron 26 demandas contra Pilatus, Morvan y Arista. Al final, lo que obtuvo la gente no fue dinero en efectivo sino crédito para comprar otros discos de la casa grabadora.

El segundo disco de Milli Vanilli estaba listo para salir cuando estalló el escándalo. Fue entonces cuando Farian decidió cambiar las fotos de las portadas por las de los verdaderos cantantes. De paso, le cambió el nombre al dúo como “The Real Milli Vanilli” (Los Verdaderos Milli Vanilli). Sin embargo, dado que el cambio se hizo muy sobre la hora, el diseñador gráfico olvidó cambiar el nombre de los artistas en el lomo del disco y aún en él puede leerse el nombre viejo.

En Estados Unidos el disco se llamó “Keep On Running” (igual que el sencillo que se usaría para promoverlo) y en Europa fue “The Moment of Truth”. Aunque se extrajeron tres sencillos, el disco fue un fracaso.

El grupo fue reformado incluyendo a Horton como la cara más visible y en 1992 RCA firmó un contrato con un grupo llamado Try’N’B. El disco incluyó canciones de The Real Milli Vanilli y vendió bastante mejor bajo el nombre de este grupo que del anterior.

Por su parte Morvan y Pilatus se mudaron a Los Ángeles y firmaron con Joss Etertainment Group para grabar un disco bajo el nombre de Rob & Fab. Casi todas las canciones del disco fueron escritas por Kenny Taylor y Fabrice Morvan, mientras los dos ex Milli Vanilli cantaban. La disquera no tenía la capacidad para sacar el disco fuera de Estados Unidos, el mercado más ácido para el grupo. Sumado a eso la falta de publicidad, mala distribución y el arrastre del escándalo, terminaron de hundir al disco.

Con los años pasó mucha agua debajo del puente y Farian también tuvo que pagar su cuota de fracasos. En 1997 se puso de acuerdo con Morvan y Pilatus para producir un disco de Milli Vanilli en los que ellos serían las voces. “Back and in Attack” contó con el apoyo de los cantantes originales con el fin de ayudar a recapturar la fama tan rápidamente perdida.

Sin embargo, Pilatus se enfrentó a muchos problemas durante la producción. Nuevamente volvió a las drogas, robó y fue a parar a la cárcel por tres meses. Farian pagó para que Pilatus fuera seis meses a una clínica a desintoxicarse y a rehabilitarse, además de un intento de regreso a Alemania.

Justo antes de la gira de promoción del disco, Pilatus fue encontrado muerto en un hotel de Frankfurt luego de intoxicarse con píldoras y alcohol.

Desde entonces Morvan se dedicó a la música, además de ser presentador de radio y de haber lanzado en 2003 su disco “Love Revolution”.

Reflexionando sobre la muerte de Rob, Fabrice dice en su sitio web: “Milli Vanilli no fue una desgracia, la única desgracia fue la forma en que murió Rob: sólo, destruido internamente por un rápido ascenso y una caída precipitada”. Y termina diciendo: “Siento un gran dolor al escuchar la noticia sobre mi amigo y hermano Rob. Siempre será una parte de mí. Crecimos juntos luchando y triunfando. Lo único que queríamos era una oportunidad para cantar y actuar“.

Saquen Uds. sus propias conclusiones.

headphones Escuchar on-line >> Milli Vanilli, “Girl, you know it’s true”

Anuncios

Alphaville >> biografía

alphavilleEn las mentes de muchos de Uds. Alphaville figurará como un grupo portentoso que en agosto de 1984 asaltó las listas del Top Ten con su primer sencillo: “Big In Japan“.

Lo cierto es que Alphaville tiene sus raíces en un grupo llamado “Forever Young”, constituído por Marian Gold, Bernhard Lloyd y Frank Mertens en la ciudad alemana de Munster en 1982. Junto a unos cuántos compañeros más que tenían el mismo criterio musical, el trío formó la base de un nuevo grupo denominado “Nelson Proyect”. Con algunas maquetas en sus bolsillos, Marian, Bernhard y Frank visitaron varios sellos discográficos y pronto negociaron con la WEA a finales de 1983.

Al año siguiente, y ya bajo el nombre de Alphaville, cosecharon un éxito internacional gracias a “Big In Japan” y a la inestimable ayuda de un video dirigido por Dieter Meier de “Yello”. La tarea que llegó a continuación fue completar el álbum debut, Forever Young, un trabajo que bautizaron así en honor al grupo original.

Sin embargo, Alphaville no tuvo en Europa el mismo éxito que alcanzó en otros lugares, principalmente porque entre sus objetivos no se encontraba el viejo continente. Como consecuencia, casi todo el mundo perdió el interés por el grupo y el álbum brilló por su ausencia en las listas de éxitos. A Frank Mertens se le subió la fama a la cabeza y abandonó el grupo.

Por suerte, el éxito que tuvieron en EE.UU. les permitió pagar los alquileres y, lo más importante, pudieron establecer su propio estudio de grabación, al que bautizaron como “Lunapark”. Con Ricky Echolette en sustitución de Mertens, Alphaville consiguió lanzar al mercado en 1986 un segundo álbum que prolongó la vida del grupo: Aftermoons In Utopia.

Para su próximo disco, The Breathtaking Blue, de 1989, confiaron en el talento productivo de un héroe alemán de los teclados, Klaus Schulze, quién pretendía permanecer en el estudio tan sólo dos semanas pero al final se quedó un año entero !! Juntos desarrollaron la idea de crear una serie de películas cortas denominadas “Songlines” para no tener que hacer demasiadas giras por el extranjero.

Pero dado que el álbum fue un fracaso comparado con los trabajos anteriores del grupo, y que la WEA no puso ningún interés en intentar forzar el éxito del disco, Alphaville finalmente se separó. Marian Gold grabó un álbum en solitario llamado So Long Celeste, mientras que Berhard Lloyd se ocupó de las remezclas de algunos éxitos del grupo para un disco recopilatorio que fue lanzado en 1992 bajo el título First Harvest: The Best of Alphaville 1984-1992.

El grupo se rehizo luego, en 1994, y lanzó su cuarto álbum, Prostitute. Mientras, se fueron de gira en su primer Tour. Marian Gold, además, presentó otro disco como solista llamado United que incluyó una versión cover del tema “Five Years” de David Bowie. Más tarde, en 1997, grabaron en los estudios “Eden” de Londres un nuevo trabajo: Salvation.

A la fecha han publicado su último álbum de estudio, Catching Rays on Giant“, en 2010.

headphones Escuchar on-line >> Alphaville, “Big in Japan”