Archivo del sitio

Bonnie Tyler >> biografía

bonnie_tylerNacida en 1951 en Gales, Reino Unido, bajo el nombre de Gaynor Hopkins, creció en un hogar de clase trabajadora de seis hermanos. Es hija de un padre minero y de una madre amante de la ópera que le transmitió su amor por la música. Desde chica escuchó a Janis Joplin y a Tina Turner, a quienes encontró como sus referencias.

Cuando tenía 17 años, en 1970, siendo Gaynor Hopkins entró a un concurso de talentos y cantó una canción que había sido interpretada años antes por una artista del mismo apellido, Mary Hopkins. Cantó “Those Were The Days” y quedó en segundo lugar, detrás de una cantante profesional.

Sus primeros pasos como cantante fueron en un grupo llamado Bobby Wayne and the Dixies del que formó parte dos años. luego de ser escogida en una audición. Después se iría para formar su propio grupo, Imagination, con el que se dedicaría a cantar por los bares del sur de Gales por casi 10 años.

En 1975 cambió su nombre artístico por Bonnie Tyler y grabó su primer sencillo para RCA llamado “My My Honeycomb” que no logró llegar a las listas. La canción nunca fue del agrado de la artista y aunque muchos de sus admiradores buscan el maxi para escucharla antes de su operación de garganta, la tarea se ha hecho imposible.

Su segundo sencillo, “Lost in France” (1976), demostró como una letra casi sin sentido podía tener un poder increíble interpretada por la voz correcta. La canción llegó al puesto Nº 10 en las listas británicas y cuando entró a Europa la popularidad del tema no hizo más que aumentar al punto que hoy es uno de sus clásicos.

Las presentaciones en los bares ingleses le trajeron mucha suerte a Tyler. Fue allí donde conoció a su marido, con quien aún está casada, y fue en uno de ellos también donde la vieron los productores Roonnie Scott y Steve Wolfe, quienes asumieron su representación durante seis años y actuaron como sus compositores y productores entre 1976 y 1981.

En 1976 Tyler tuvo que someterse a una operación de garganta para eliminar unos nódulos que ya le impedían cantar. El resultado de la intervención tuvo un impacto serio en su carrera en la medida en que su voz se volvió más tosca y se acercó al tono de artistas como Tina Turner o Kim Carnes, con quien permanentemente era comparada, además de recibir el apodo de “la Rod Stewart femenina”.

El éxito alcanzado con “Lost in France” le permitió a Tyler grabar su primer LP en 1977. El álbum, “The World Starts Tonight”, apenas tuvo un éxito moderado, pero facilitó las cosas para una gira europea.

Su nueva voz carrasposa le daba la sensación de que su carrera se había terminado, pero su siguiente sencillo “It’s a Heartache” le probó lo equivocada que estaba. Contenido en su segundo LP llamado “Natural Force”, el tema llegó al puesto Nº 4 en Inglaterra, Nº 5 en Estados Unidos y Nº 1 en el resto de Europa. Esto le abrió el mercado norteamericano de par en par. El disco llegó a vender más de seis millones de copias y es, hasta la fecha, el más importante de su carrera.

Más aún, la canción “Sitting on the Edge of the Ocean”, escrita también por Scott y Wolfe, la llevó a ganar el premio Yamaha en Tokio, Japón. Ahora estaba en todas las listas y era una artista de la que se esperaba sólo lo mejor. Sin embargo, las cosas no marchaban como ella quería. Su siguiente maxi fue “Married Man”, que apenas llegó al Nº 35 en las listas inglesas y era resultado de una aparición en una película.

Sus dos últimos discos para RCA, “Diamond Cut” y “Goodbye to The Island”, eran más discos de country que de una artista cuyas referentes eran Janis Joplin y Tina Turner. Estaba a punto de firmar su segundo contrato con Scott y Wolfe cuando se dio cuenta de que las cosas no marchaban en la dirección que ella quería y en ese momento su carrera tuvo un giro importante justo antes de enterrarse más en el country.

En 1982 firmó con CBS. Como resultado vino su disco “Faster Than the Speed of Night” (1983), escrito por Jim Steinman (quien produce a Meat Loaf), y que estuvo en la cima de las listas de todo el mundo por semanas. De hecho Bonnie Tyler se convirtió en la primera mujer en lograr que un álbum llegara directamente al primer lugar en el Reino Unido.

El disco es reconocido por los conocedores del rock como una obra maestra con claras influencias clásicas. Por un lado el canto era casi de ópera, en tanto que en lo musical su explosividad recordaba a Tchaikovsky. “Total Eclipse of The Heart” le valió la nominación al Grammy como mejor cantante femenina y el disco al de mejor álbum, y ambos premios fueron para ella.

La canción, en cuestión de semanas, había subido a la cima de la popularidad desplazando a “Billie Jean” de Michael Jackson. Durante las cuatro semanas que estuvo en el primer lugar bloqueó a “Making Love Out Of Nothing At All” de Air Supply y no la dejó pasar del segundo lugar. Lo irónico es que ambas canciones habían sido compuestas por Jim Steinman. El disco vendió 5 millones de copias.

En 1984 actuó en la ceremonia de los Grammy interpretando la canción que el año anterior la había hecho famosa, mientras era nominada por “Here She Comes”, un tema que formaba parte de la banda de sonido del clásico del cine Metrópolis, que había sido restaurada. Ese mismo año alcanzó otro éxito mayúsculo con el sencillo “Holding Out for a Hero”, de la banda de sonido de la película Footloose.

En 1985 vino “Making Love of Nothing at All”. El sencillo fue lanzado en Inglaterra a través de una presentación durante la transmisión de la lotería nacional. La aceptación de la gente fue maravillosa, pero a la hora de ir a las tiendas a conseguir los discos, se habían agotado. El resultado fue que la canción no entró en el Top 40 y por ende no tuvo la atención ni la rotación que merecía en las radios.

Le siguieron los álbumes “Secret Dreams and Forbidden Fire” (1986) y “Hide Youtr Heart” (1988), cuyos resultados no fueron necesariamente los mejores. En 1991 Bonnie Tyler grabó el disco “Bitterblue” que fue un éxito en Europa. Le siguieron “Angel Heart” (1992) y “Silhouette in Red“, de 1993, que barrieron por toda Europa.

La discografía de Bonnie Tyler continuó con los álbumes “Free Spirit” (1995), “All in One Voice” (1999), “Heart Strings” (2003), “Simply Believe” (2004) y “Wings” (2005).

Después de estos éxitos, sus conciertos han seguido congregando grandes cantidades de seguidores, pero sus discos han tenido una respuesta limitada. En 2006 Bonnie Tyler celebró 30 años de trabajo en la música con una gira llamada “Celebrate”, un sencillo llamado “Louise” y un DVD con sus presentaciones en vivo.

Desde entonces ha hecho varias apariciones en televisión, participó del Festival de la Canción de Eurovisión y realizó una gira por Sudáfrica. Su último álbum de estudio, “Rocks and Honey” fue lanzado en 2013.

headphones Escuchar on-line >> Bonnie Tyler, “It’s a Heartache”

Anuncios